Home/3d/La arquitectura también se apoya en la impresión 3D

La arquitectura también se apoya en la impresión 3D

¿Sabías que la impresión 3D en arquitectura está alcanzando unos niveles de perfeccionamiento y realismo increíbles? En este post te vamos a contar cómo las impresoras 3D de maquetas de arquitectura están cada día más presentes en los estudios más punteros.

La maquetación en la arquitectura

Las maquetas son la expresión más realista y aproximada de cómo será un edificio una vez construido. El espectador puede adivinar y tener una visión anticipada de cómo será el edificio que se va a construir. Se pueden visualizar las líneas, los volúmenes y la relación con el espacio que tendrá la construcción.

Las maquetas en arquitectura se han usado desde hace muchos años. Se construían artesanalmente para que todos los actores implicados (promotores, clientes, administraciones) tuvieran una idea precisa de qué edificio estaban a punto de construir.

Por qué es importante una maquetación 3D

Las maquetas 3D sirven para que todos los participantes en el proceso de diseño y construcción se hagan una idea de cómo será el edificio en el que estará su piso, y cómo será su entorno urbanístico. También sirve para que los propios arquitectos evalúen, antes de empezar a construir, cómo será de una forma muy aproximada el edificio que hasta ese momento solo habían visto plasmado sobre planos bidimensionales.

La maquetación 3D es, sobre todo, importante para representar los volúmenes de la construcción.

Cuáles son las ventajas de usar una impresora 3D para maquetas

Hasta la llegada de las impresoras 3D, la maquetación tenía mucho de artesanal. Todo se tenía que hacer a mano. El resultado eran auténticas obras de arte, pero muy costosas, ya que requerían el empleo de cientos de horas de trabajo. Un trabajo, por otro lado, que solo podían hacer unos profesionales tan especializados como escasos. Todo esto suponía una gran limitación para el proceso de maquetación de los diseños arquitectónicos.

Con la impresora 3D de maquetas, se pueden crear las piezas que componen la maqueta de forma completamente automatizada. Los mismos diseños 2D que realizan los arquitectos y delineantes con programas de diseño asistido por ordenador CAD-CAM son aprovechables para crear el modelo 3D que posteriormente se mandará a imprimir.

Con la impresión 3D se ahorran muchas horas de trabajo y se consiguen unos resultados de una calidad y un realismo inmejorables.

Qué posibilidades ofrece una impresora 3D

Hacer una maqueta en impresora 3D acorta y simplifica notablemente los procesos de diseño y maquetación en arquitectura. Con el modelo 3D se pueden introducir los cambios necesarios antes de la impresión de la maqueta, sin tener que gastar material ni recursos. El flujo de trabajo de arquitecto y maquetistas es mucho más rápido y eficiente.

La impresora 3D puede estar en el mismo estudio de arquitectura y se pueden acortar notablemente los procesos de producción. Por otro lado, los estudios más pequeños o los que prefieran externalizar esta tarea pueden recurrir a servicios especializados de impresión 3D, a los que solo tendrán que enviar el archivo STL que contienen el diseño 3D para que se encarguen de imprimirlo.

 

La impresión 3D es ideal para que pequeñas organizaciones puedan realizar procesos complejos como estos de forma económica y rápida.

By | 2020-06-11T16:17:44+00:00 julio 3rd, 2020|3d|0 Comments