Home/3d/Bioimpresión: qué es y cómo puede aplicarse

Bioimpresión: qué es y cómo puede aplicarse

La bioimpresión es una forma de impresión 3D que consigue construir estructuras biológicas a partir de un material llamado “biotintas”, las cuales están fabricadas a partir de células madres. Con la bioimpresión se consigue, mediante un sistema de adición de capas, producir materiales biológicos como piel, tejidos e incluso órganos (riñones, corazones e hígados).

La impresión de órganos en 3D está aún en fase de investigación y desarrollo, pero ya se han logrado importantes resultados en el ámbito del laboratorio que pronostican un futuro muy esperanzador. 

Qué es la bioimpresión y por qué se originó

La bioimpresora 3D es una evolución tecnológica de las impresoras 3D convencionales. Básicamente lo que se hace es adaptar los procesos de impresión, empleando un tipo de boquillas especiales y una biotinta realizada con material biológico en lugar de los filamentos plásticos típicos. A continuación, te explicamos las formas de bioimpresión que están dando mejores resultados. 

Formas de bioimpresión que ofrecen resultados

Bioimpresión por inyección de tinta

Es la técnica más parecida a una impresora común de tinta. Las máquinas existentes de tecnología de impresión D3 FDM sufren un proceso de modificación para que puedan utilizar material biológico en lugar de filamentos normales. Con la impresora modificada se depositan sucesivas capas de biotintas sobre un sustrato o placa de cultivo. 

Bioimpresión por extrusión

Las biotintas son extruidas mediante un pistón que se mueve sobre un sustrato y que van conformando con agujas un modelo 3D. Añadiendo capa a capa se consigue una construcción biológica tridimensional. Las ventajas que tiene esta técnica son: 

  • Se puede procesar a temperatura ambiente;
  • pueden incorporar células directamente en el proceso;
  • realiza una distribución homogénea de las células. 

Bioimpresión 3D asistida por láser

Mediante un láser se consigue colocar los biomateriales en un receptor. Se utiliza un láser como fuente de energía, una cinta cubierta con materiales biológicos y un receptor. El láser hace que los materiales biológicos se conviertan en vapor, que se deposita en forma de gotas en el receptor. 

Ejemplos de algunos proyectos donde puede aplicarse

La compañía israelí BIOLIFE4D ha conseguido desarrollar un pequeño corazón bioimpreso que cuenta con ventrículos, vasos sanguíneos y cámaras. Se trata de algo experimental y aún en desarrollo, pero ha supuesto un paso de gigantes hacia el objetivo de producir corazones impresos en 3D para trasplantes humanos. 

Por su parte, el doctor Anthony Atala ha logrado imprimir un modelo de riñón 3D utilizando materiales biológicos y siguiendo el patrón del riñón humano. Se trata de un prototipo que permite estudiar y comprender cómo funciona este órgano. 

También se han conseguido bioimprimir hasta 50 córneas viables para trasplantes realizadas a partir de una sola córnea humana, además de otros tejidos y órganos como páncreas, hígado e incluso una oreja. 

También resulta muy esperanzador el proyecto francés de Poietis, que ha conseguido diseñar una impresora 3D de piel humana

 

La tecnología de impresión 3D aplicada a la medicina está consiguiendo en muy poco tiempo resultados muy esperanzadores. Muchos de ellos están en fase de desarrollo, pero también se están logrando resultados concretos que se pueden aplicar en algunos tratamientos.

By | 2020-07-15T10:45:02+00:00 agosto 3rd, 2020|3d|0 Comments