Home/3d/Cómo crear tejidos con impresión 3D

Cómo crear tejidos con impresión 3D

La bioimpresión 3D se ha convertido en el presente y futuro de la medicina. Un gran número de laboratorios, empresas, e incluso universidades de todo el mundo pueden ya realizar tejidos 3D.

Gracias a esta técnica de impresión, tanto las células como los biomateriales, se pueden combinar entre sí y depositar capa por capa para crear estructuras biomédicas, incluso con las mismas propiedades que los tejidos vivos.

Qué son los tejidos 3D 

En esta era tecnológica, uno de los avances más significativos lo tenemos en la regeneración y creación de tejidos a partir de una impresora tridimensional. Por lo tanto, se utilizarán biomateriales compatibles con nuestro organismo para intentar reducir la posibilidad de rechazo.

Estos tejidos 3D se caracterizan por ser polímeros biodegradables de gran utilidad. Incluso, dentro de unos años, podrían llegar a sustituir a los órganos y tejidos dañados.

La demanda de trasplantes continúa aumentando cada año en la Unión Europea. En el 2018 había 87 000 personas en la lista de espera, cifra que sigue en aumento y la solución parece indicar que la bioimpresión 3D es una excelente alternativa.

¿Es posible crear tejidos vivos con impresión 3D?

Los tejidos vivos en tres dimensiones sirven para mostrar los comportamientos y la fisiología de un organismo natural. Actualmente, no hay muchos tejidos impresos que tengan la construcción celular tan compleja como la que pueda presentar un tejido humano, y es que este proceso implica una gran dificultad.

Este avance sería muy esperanzador para el campo de la medicina. En primer lugar, se podría acabar con los ensayos clínicos en animales. Además, fomentaría el uso de la medicina regenerativa. Por lo tanto, los beneficios de la impresora 3D en la medicina son bastantes.

Cómo se crean los tejidos 3D con impresoras 3D

Parece casi imposible pensar que se pueda crear un tejido con tan solo pulsar un botón. Las bioimpresoras utilizan las células madre en lugar de plástico u otro material. De esta forma, se puede generar una capa de tejidos y diferentes órganos en un tiempo récord.

No obstante, no todos los órganos conllevan la misma dificultad. Por ejemplo, reproducir el corazón o el cerebro llevaría mucho más tiempo que el riñón o el hígado. Para tal fin, se utilizan impresoras como la 3D ITOP. Además, permiten incorporar los nutrientes del cuerpo y la circulación de la sangre.

  1. Es habitual que una impresora 3D de órganos y tejidos use biotinta, un material de impresión que contiene células humanas e hidrogeles.
  2. Se introducen las células que pueden provenir de donantes y se replican en un laboratorio. Aunque, existen varias vías de impresión, la más conocida es la extrusión.
  3. La biotinta se puede cargar en una cámara de impresión y ser expulsada a través de unas boquillas redondas.
  4. Posteriormente, se obtendrá una imagen o archivo informatizado, indicando la ubicación de las hebras.
  5. La impresión será muy rápida y, si tiene éxito, las células se empezarán a comunicar entre ellas y multiplicarse.

En definitiva, las bioimpresoras de órganos en 3D sirven para crear tejidos vivos. Sin duda alguna, sería un gran avance para la medicina y la ciencia, ya que ayudaría a dar respuesta a un gran número de necesidades.

En Dynapro3D somos expertos en la impresión 3D que damos soluciones a todo lo que necesites.

By | 2020-11-22T16:39:03-06:00 noviembre 23rd, 2020|3d|0 Comments