Home/3d/Impresión 3D en la industria 4.0

Impresión 3D en la industria 4.0

La era de la digitalización también ha revolucionado la impresión 3D en la industria 4.0. Su papel es clave en este sector donde imperan los cambios tecnológicos, la inteligencia artificial, el internet de las cosas y los algoritmos.

La fabricación aditiva ocupa un lugar muy especial y está avanzando a pasos agigantados para transformar el modelo tradicional. Con una impresora 3D es posible producir un gran número de piezas y componentes para ciertos sectores como laboratorios dentales, realización de prótesis o la industria naval y del automóvil.

Industria 4.0 y la llegada de la impresión 3D

No cabe la menor duda de que la impresión 3D es la gran protagonista de esta nueva revolución industrial. Las fábricas deben ser mucho más flexibles para adaptarse a las exigencias del mercado, cada vez más impredecible e incierto. El presente y el futuro empiezan a caracterizarse por la robotización y el uso de tecnologías efectivas.

Por lo tanto, el sector de la producción aditiva ha experimentado un importante crecimiento en los últimos años debido a su precisión, ahorro y rapidez. Cada vez son más las industrias que deciden incorporar este tipo de tecnología en sus líneas de producción.

Esta modalidad de fabricación en auge ha experimentado un crecimiento importante en los últimos años. Según las diferentes necesidades de cada sector, la manufactura aditiva puede producirse a partir de diferentes tecnologías. Las principales son las siguientes:

  • Fusión de leche de polvo.
  • Material Jetting.
  • Modelado por deposición fundida.

Aunque esta forma de fabricación ya surgió en la década de los 80, con el tiempo ha ido perfeccionándose y consiguiendo mayor protagonismo. A la técnica inicial de la estereolitografía se le han ido sumando otras mucho más avanzadas.

En qué consiste la fabricación aditiva

La manufactura aditiva 4.D surge como una nueva técnica de producción industrial que construye objetos en 3D agregando capa sobre capa, independientemente del material que se utilice. En campos como la salud pueden marcar un antes y después.

El proceso comienza con un boceto en CAD, a partir del cual, el equipo de fabricación aditiva 4.D leerá los datos del archivo digital, y posteriormente agregará capas sucesivas del material utilizado para fabricar un objeto 3D.

La principal diferencia con una técnica de fabricación tradicional industrial es la reducción de los procesos intermedios. Esto da lugar a que las piezas se obtengan con mayor velocidad (hasta un 90 % más rápido). Además, no se generan residuos porque se produce de manera respetuosa con el medio ambiente.

Entre las principales ventajas que nos ofrece esta técnica destacamos las siguientes:

  1. Rapidez. La impresión de un diseño en 3D en un mismo día reduce el proceso de desarrollo.
  2. Ahorrar costes. La técnica de fabricación aditiva permite crear piezas con un menor coste.
  3. Menor riesgo. Se puede verificar un diseño antes de invertir en una máquina de moldeado.

En resumen, cada vez son más las empresas que utilizan la fabricación aditiva en la industria 4.0 para obtener ventajas más competitivas. El mercado actual está lleno de incertidumbres y precisa de mayor velocidad y ahorro de costes para cubrir ciertas demandas y exigencias de los clientes y sociedad.

By | 2020-12-18T04:13:45-06:00 enero 11th, 2021|3d|0 Comments