Home/3d/Prótesis dentales: los mejores resultados gracias a las impresoras 3D

Prótesis dentales: los mejores resultados gracias a las impresoras 3D

En la actualidad y gracias a los avances en la eficiencia y la tecnología, las prótesis dentales se han convertido en la mejor alternativa para conseguir una buena salud bucodental. 

Estas prótesis dentales pueden sustituir a cualquier pieza dental original que, por diversos motivos relacionados con la salud bucodental, la boca tiene que expulsar. 

En este post tratamos sobre la importancia de estas prótesis dentales, así como los importantes avances que están experimentando gracias a la aparición y el auge de la impresión 3D.

Pero, antes de entrar en materia, vamos a explicar en qué consiste una prótesis dental, cuáles son los requisitos mínimos para poder hacer uso de ella y los diferentes tipos que existen hoy en día.

¿Qué son las prótesis dentales?

prótesis dentales

Las prótesis dentales son dispositivos artificiales que sirven para sustituir piezas dentales originales perdidas total o parcialmente, con el objeto de recuperar la anatomía de la boca. 

En otras palabras, se puede decir que la finalidad de la prótesis dental es recuperar la salud bucodental del paciente y mejorar la calidad de vida, ya que permite masticar y comer con normalidad y una buena pronunciación. Otro motivo de peso son razones estéticas, ya que gracias a la inclusión de prótesis dentales, se mejora considerablemente el aspecto físico del paciente.

Las prótesis dentales se realizan de forma personalizada a cada paciente. Utiliza materiales como la porcelana o el acrílico. La base de la prótesis dental imita al tejido natural de la encía, gracias a una cuidadosa pigmentación denominada polimetilmetacrilato, que proviene de la acumulación de bacterias. 

El profesional protésico es la persona encargada de fabricar las prótesis, siguiendo siempre las indicaciones de un dentista profesional. Dos de las normas que siempre debe cumplir el creador de las prótesis son la prohibición de trabajar directamente sobre el paciente y realizar labores asistenciales. 

Las prótesis dentales pueden sustituir una sola pieza dental o la dentadura completa.

La pérdida de una pieza dental provoca que los dientes adyacentes tiendan a desplazarse. Esto conlleva graves consecuencias como problemas masticatorios, impedimento de una correcta alimentación o dificultad para mantener una correcta higiene oral, con el consiguiente aumento de riesgo de contraer enfermedades. 

Todos estos motivos explican la importancia de reemplazar los dientes que se pierden por prótesis dentales, con el objetivo de mantener una correcta salud bucodental y general.

¿Cuándo se requieren las prótesis dentales?

La pérdida de piezas dentales puede darse de diferentes formas. Algunas de las más comunes son por traumatismos causados por golpes o accidentes, comiendo alimentos duros, por enfermedades que deterioran la dentadura, por una mala higiene bucodental, etc. 

Cuando no es posible reparar o sanear el diente mediante empastes, es necesario recurrir a las prótesis dentales.

Tipos de prótesis dentales

En la actualidad, existen diferentes tipos de prótesis dentales, adaptadas a las necesidades de cada paciente.

prótesis dentales

  • Prótesis fijas

Las prótesis fijas son las que no pueden ser retiradas por los propios pacientes, es decir, deberán acudir al dentista en caso de que quieran extraerlas. A su vez, dentro de las prótesis dentales fijas, hay los siguientes tipos:

  1. Coronas o puentes fijos dentosoportados. Sirven para restaurar una o varias piezas dentales. Se colocan sobre los dientes tallados, siendo este el único apoyo. Para fabricarlas, se toman las características de color y tamaño del resto de dientes. Pueden ser de zirconio o de metal-cerámica. 
  2. Prótesis fijas sobre implantes. Están formadas por una estructura protética fijada a través de tornillos o cementadas en los implantes ubicados dentro de los huesos maxilares. Se utiliza como tratamiento de odontología restauradora, empleada para recuperar la funcionalidad y estética de toda la boca.
  3. Prótesis híbridas sobre implantes. Este tipo de prótesis combina la fijación de los implantes con la superficie mucosa de la encía para conseguir ajustar la prótesis. Es recomendable en pacientes con una reabsorción ósea considerable. Para su fabricación se utilizan materiales acrílicos y para limpiarlas es necesario acudir a la consulta odontológica.
  • Prótesis removibles

Las prótesis dentales removibles son las que se pueden extraer por los propios pacientes. Son el tipo de prótesis dentales más comunes para personas que no pueden someterse a la colocación de implantes dentales, ya que no reúnen las condiciones apropiadas para llevarlo a cabo. 

Cuando se desea recuperar la dentadura completa, la mejor opción es una prótesis completa removible. Abarcan toda la cresta ósea, es decir, el hueso donde antes se encontraban los dientes naturales. 

Si el paciente dispone de un área oral desdentada pero aún conserva algunos dientes, se coloca una prótesis parcial removible de resina. Esta se sujeta a la boca a través de la encía y de los dientes adyacentes, gracias a unos ganchos metálicos.

Si por el contrario, cuenta con varias zonas desdentadas, se utilizará una prótesis removible esquelética. Cuenta con una estructura compuesta por diferentes aleaciones metálicas. Se utilizan conectores para conseguir fijarse. 

¿Cómo se elaboran las prótesis dentales desde una impresora 3D?

El uso de las impresoras 3D se observa desde hace ya algunos años. Los resultados obtenidos son cada vez más sorprendentes. En la actualidad, el sector dental se encuentra inmerso en una auténtica revolución tecnológica gracias a la impresión 3D de prótesis dentales.  

Gracias a la tecnología que utiliza, la impresora 3D es capaz de crear prototipos, moldes de piezas y ensayos con diferentes materiales. De esta forma, los dentistas pueden probar con anterioridad, cuáles son los materiales y diseños más adecuados para cada paciente. 

Además, en el terrero de la investigación pura, también se está llevando a cabo la fabricación de piezas definitivas que los pacientes llevarán en su día a día.

Paso a paso de la impresión 3D aplicada a las prótesis dentales

A continuación detallamos cuál es el proceso habitual que se sigue entre la clínica y el laboratorio dental para llevar a cabo una correcta implantación de prótesis dentales.

1. Escaneado

El laboratorio dental recibe los trabajos de restauración que precisa cada clínica dental. Para obtenerlos, el odontólogo puede escanearlos mediante un escáner intraoral o utilizar la tradicional impresión en yeso. 

Si se utiliza la segunda opción, el laboratorio debe disponer de un escáner 3D de sobremesa con el que digitalizar esos trabajos en yeso. 

2. Diseño

Una vez que se ha obtenido el modelo 3D, se comienza a modelar el diseño. Para ello, se debe tener en cuenta la restauración de piezas dentales para que coincida exactamente con las especificaciones indicadas previamente por el dentista, así como con el entorno intraoral.

3. Fabricación de modelos en 3D

Para la impresión de las restauraciones de alta resolución se utilizan materiales específicos como pueden ser el plástico o la cera fundible. Este proceso suele durar entre 30 minutos y varias horas, dependiendo del equipo de impresión del que se disponga. Cuando ya se ha impreso por completo, se asegura la coincidencia de las coronas y los modelos con sus estuches asociados. Por último, se procede a la fabricación de la pieza final. 

prótesis dentales

Características de prótesis hechas con impresora 3D

Hasta hace relativamente poco tiempo, el sector de los laboratorios, donde se realizaban las piezas necesarias empleando una costosa maquinaria de prótesis dentales, y las clínicas dentales estaban completamente separados. 

Las clínicas dentales se limitaban a hacer las medidas y los moldes, y después tenían que esperar a que se fabricaran en el laboratorio. El paciente tenía que volver a la clínica para que se lo colocaran una vez fabricado.

En la actualidad, ya es posible simplificar este método tradicional de producción gracias a las impresoras 3D. Con una impresora 3D, el proceso es más fácil y económico. Además, existe la posibilidad de tener la impresora 3D en el propio centro dental.

Previamente al proceso de impresión 3D, es necesario realizar un escaneo de la boca del paciente mediante un programa CAD-CAM de diseño asistido por ordenador. Se pueden crear de forma rápida y precisa coronas, puentes, modelos cerámicos y una amplia gama de aplicaciones para ortodoncia.

El siguiente paso, es enviar este diseño a la impresora que lo producirá según las medidas del paciente y las características marcadas por el dentista.

La impresión 3D de prótesis dentales abarata los costes de los tratamientos dentales y los simplifica mucho. Este abaratamiento se traduce en una reducción de costes y unos implantes más económicos para todos los pacientes.

Como consecuencia, también aumenta el número de pedidos que antes solo podía soportar un protésico y que ahora lo hace una máquina. 

También se reduce en un alto porcentaje el número de errores o imperfecciones, ya que existe la posibilidad de probar la pieza antes de ser colocada al paciente e, incluso, se pueden imprimir varios modelos distintos de la misma pieza para encontrar la que mejor encaja. 

En este artículo se recoge la información básica y necesaria sobre las prótesis dentales, para ayudarte a entender mejor su actual popularidad. 

Cada vez son más las aplicaciones que estas nuevas e innovadoras tecnologías van conquistando dentro del sector odontológico. Por ello, es muy importante escoger el equipo adecuado.

Lo más recomendable siempre es acudir a un especialista que pueda informar acerca de las ventajas e inconvenientes que puede conllevar cada modelo.

By | 2021-03-11T05:34:32-06:00 junio 22nd, 2020|3d|0 Comments