Home/3d/Qué se puede hacer con una impresora 3D frente al COVID-19

Qué se puede hacer con una impresora 3D frente al COVID-19

La impresión 3D es una gran aliada en la lucha contra el coronavirus. Los hospitales españoles han manifestado en varias ocasiones la importancia de esta tecnología para combatir esta pandemia. ¿Qué se puede hacer con una impresora 3D frente al COVID-19?

No es nada nuevo hablar de los beneficios y ventajas de este tipo de impresión en el sector médico. Pero, ahora más que nunca, los profesionales de la medicina apuntan la necesidad de producir material sanitario rápidamente para cubrir la falta que padece el sistema de salud público.

Cómo ha contribuido la impresión 3D en la lucha contra el COVID-19

Hay un gran número de cosas útiles para imprimir en 3D. Actualmente, vivimos momentos de escasez para determinados artículos como es el caso de las pantallas de protección, mascarillas, respiradores o válvulas ante el elevado número de contagios.

Por esa razón, las empresas especialistas en fabricación aditiva están empleando todos sus esfuerzos en la lucha contra esta pandemia, creando piezas necesarias para aquellos sanitarios que velan por nuestra salud. ¿Qué hacer con una impresora 3D en este caso? A continuación ofrecemos información sobre algunos de los artículos que ya se están fabricando.

Mascarillas y pantallas protectoras en 3D

La impresión 3D para las mascarillas y pantallas protectoras es más que recomendable por dos aspectos fundamentales como son la porosidad, sobre todo en materiales como el filamento PLA. Y por otro lado, atendiendo a la impresión FDM, que se realiza capa a capa, para ofrecer un mejor sellado.

No obstante, los protectores faciales se han convertido en uno de los artículos de protección personal más necesarios. En este sentido, hay que tener en cuenta la importancia del soporte para la sujeción del protector de forma cómoda.

Ajustadores para mascarillas

La tecnología 3D también permite fabricar ajustadores en diferentes posiciones para el uso de las mascarillas. Con esta opción, se adapta la mascarilla a la cara evitando las gomas que presionan detrás de las orejas.

Son muchos los empleados sanitarios que deben usar las mascarillas durante largos periodos de tiempo, por lo que este cierre les ayudará a sentirse mucho más cómodos.

Adaptadores para las puertas 

Como sabemos, una de las vías de contagio más rápidas del COVID-19 son las manos. Para tal fin, se han diseñado adaptadores para que nadie necesite tocar una puerta para abrirla, ya que se permite usar el antebrazo.

Es un modelo básico para las puertas de las empresas, los hospitales y centros de salud, ya que están en continuo movimiento a lo largo del día. Su diseño se caracteriza por la descentralización y rapidez en la fabricación, así como la personalización al poder usar cualquier material y color.

Respiradores en 3D

Finalmente, cabe destacar que la organización Coronavirus Makers fue la impulsora en crear e imprimir respiradores en 3D para ayudar a paliar esta emergencia sanitaria. Ha sido la creadora del primer prototipo completo de respirador automático del mundo. Una apuesta muy útil para utilizarse en la UCI.

En resumen, sabiendo qué se puede hacer con una impresora 3D aplicada a la lucha contra el coronavirus, no tiene precedente. La impresión tridimensional para frenar esta pandemia pone de manifiesto su enorme utilidad. Estos son varios de los servicios de impresión 3D

By | 2020-10-12T15:31:44+00:00 octubre 12th, 2020|3d|0 Comments